SOLTERITO DE TARWI Y HABAS

El solterito, un plato frío típico de la gastronomía del sur del Perú, es muy apreciado, y hoy comparto contigo esta receta de solterito de tarwi y habas. Ideal para obtener energía. Aporta minerales como hierro y potasio, además de ácidos grasos, por el tarwi. A disfrutarlo….

 

 

INGREDIENTES PARA PREPARAR ESTA RECETA DE SOLTERITO DE TARWI Y HABAS:

½ kilo de tarwi cocido

1 taza de habas peladas y cocidas al vapor

2 cebollas en cuadraditos

2 tazas de tomate sin pepas y en cuadraditos

1 taza de choclo cocido y desgranado

1 taza de queso fresco en cubos

1 palta en cubos

Jugo de 5 limones

2 cucharadas de aceite de oliva

Sal y pimienta al gusto

Perejil picado

CÓMO PREPARAR ESTA RECETA DE SOLTERITO DE TARWI Y HABAS:

En un tazón mezcle el tarwi, las habas, la cebolla, el tomate, el choclo, el queso y la palta.

Sazone con el jugo de limón, la sal, la pimienta y el aceite de oliva. Mezcle bien.

Sirva de inmediato y añada perejil picado.

Esta receta de solterito de tarwi y habas rinde para 6 porciones.

Dato:

El tarwi, una leguminosa andina ayuda en el desarrollo y crecimiento muscular, pues es una gran fuente de proteínas (al igual que la soya), sobre todo la lisina, aminoácido esencial que se encuentra solamente en alimentos ricos en proteínas. También favorecen a las funciones cerebrales por su contenido de ácidos grasos como omega 6 y 3.

Se consigue ya lavado y cocido, listo para consumir. Si aún tiene rastros de sabor amargo, lave con agua fresca y escurra hasta que el agua sea clara. Luego remójelo de 1 a 2, cambiando el agua dos o tres veces. Se utiliza en ensaladas, cremas y guisos.

Lo puedes conseguir ya lavado y cocido. Después de lavarlo con agua fresca, se puede consumir directamente sazonado al gusto o utilizarse en guisos.

También puedes preparar leche, para ello quite la cáscara, licúe y añada agua al gusto. Pase por el colador y beba. Recomendable para las personas intolerantes a la lactosa.

Selección y conservación:

Debe estar firme, sin arrugas con la cáscara completa y sin olor fuerte.

Lávelo antes de guardarlo y conserve en un recipiente cubierto totalmente de agua y tápelo.

Manténgalo refrigerado por siete días, cambiando el agua.

Print Friendly, PDF & Email