TRES LECHES CON PISCO Y ALGARROBINA

Llevar los cócteles peruanos a la repostería es hoy toda una tendencia, por ello hoy comparto contigo esta receta de tres leches con pisco y algarrobina. Disfruta y saborea la exquisitez que se logra de la armoniosa mezcla de la leche, el pisco y la algarrobina en este delicioso postre de cuchara.

Tres Leches con Pisco y Algarrobina

 

INGREDIENTES PARA PREPARAR ESTA RECETA DE TRES LECHES CON PISCO Y ALGARROBINA:

8 huevos grandes

240 gramos de harina preparada

240 gramos de azúcar blanca

2 latas de leche evaporada

1 lata de leche condensada

1 lata de crema de leche

2 cucharadas de algarrobina pura

2 cucharadas de pisco quebranta

250 gramos de crema chantilly

1 cucharadita de canela en polvo

Fresas y hojas de menta para decorar

CÓMO PREPARAR ESTA RECETA DE TRES LECHES CON PISCO Y ALGARROBINA:

Separe las yemas de las claras y bátalas con la mitad del azúcar hasta conseguir el punto letra (consistencia cremosa que le permita escribir).

Bata las claras con la otra mitad del azúcar a punto nieve.

Agregue a las yemas batidas, toda la harina cernida tres veces y mezcle con las claras batidas.

Mezcle en forma envolvente con el batidor globo (el mismo que se usa para hacer ponche).

Vierta esta masa en un molde enmantequillado y enharinado.

Lleve al horno por treinta minutos a 180°C.

Licúe las leches, la algarrobina y el pisco. Refrigere.

Retire el bizcochuelo del horno.

Hágale orificios con un palito de anticucho y vierta la mezcla de leches para que la absorban.

Refrigere el postre por unas horas, desmolde y corte en porciones.

Decore con crema chantilly, canela en polvo, las fresas y hojas de menta al gusto.

DATO:

Hasta hace poco, las variaciones del postre tres leches  se centraban básicamente en la decoración que podía ser con chantilly, merengue o chocolate, pero hoy se le agrega a la receta original dos ingredientes muy peruanos que también forman parte de los cócteles como son el pisco y la algarrobina.

Si quieres  que este postre te salga bien húmedo, no olvides echar la mezcla de las leches totalmente frías al bizcochuelo caliente. Así absorberá mejor y se humedece en forma uniforme.

Para que el bizcochuelo crezca y le quede esponjoso, precaliente el horno antes de colocar el molde y no abra la puerta antes de la media hora de horneado.

Gracias por tu visita, hasta pronto.

Print Friendly, PDF & Email