CALDO DE CHOROS

Receta de caldo de choros o mejillones, recuerdo cuando estudiaba, en la pensión la casera nos preparaba caldo de choros para tener mejor concentración y rendir más en los estudios. El caldo de choros es considerado  como un reconstituyente debido a que contiene  sodio, calcio, hierro, magnesio y fósforo, que ayudan  a recuperar la  energía que gastamos en el estudio o trabajo.

Receta de Caldo de Choros

Receta de Caldo de Choros o Mejillones

INGREDIENTES PARA ESTA RECETA DE CALDO DE CHOROS:

30 choros o mejillones

1 cucharadita kión licuado

2 cucharadas culantro picado

1 ají limo sin venas ni pepas, picado

1 limón en rodajas

Sal y pimienta al gusto

CÓMO PREPARAR ESTA RECETA  DE CALDO DE CHOROS:

Lavar bien los choros  o mejillones, bajo el caño de agua de preferencia, con una escobilla sacar toda la arena, descartar los choros que estén abiertos y no  cierren cuando se ponen en el agua.

Coloque los choros en una olla con agua hirviendo  que los cubra.

Sazone con sal y pimienta al gusto.

Remueva, tape la olla y deje cocinar a fuego medio de 15 a 20 minutos.

Añada el kión, mezcle y retire del fuego.

Sirva el caldo de choros y esparza encima el culantro.

Acompañe con el ají limón y el limón.

Esta receta de cocina rinde  para 4 porciones aproximadamente.

Como podrás notar esta receta es súper sencilla y fácil de preparar, te animo a cocinarla para que disfrutes sus beneficios.

DATO:

El consumo de choros o mejillón proporciona proteína de calidad a nuestro organismo y es de muy fácil digestión, lo que lo hace adecuado que lo consuman personas convalecientes. Su aporte en vitaminas del grupo B y minerales es elevado, siendo el de mayor importancia el hierro; por ello es  un producto muy nutritivo.

Otro de los beneficios de consumir choros es el de ser un alimento cardiosaludable. Su elevado contenido en potasio ayuda a controlar la hipertensión y la retención de líquidos, mientras la mayoría de sus escasas grasas son del tipo omega3, que ayudan a controlar los niveles de colesterol en la sangre. De hecho, los mejillones apenas aportan colesterol, pese a ser un marisco.

 

Gracias por tu visita, hasta pronto.♥

Print Friendly, PDF & Email